Connect with us

Recuerdo

Alcalde de Monte Patria y su vivencia tras el Terremoto del 2015 en el cargo de Gobernador: Hoy se cumplen 6 años

Publicado

el

Cristian Herrera, actual alcalde de Monte Patria vivió de cerca el terremoto hace seis años atrás, en un día como hoy 16 de septiembre, pero esa vez en el cargo de Gobernador de la Provincia de Limarí. Para un libro que se editaba hace años atrás conversó sobre su experiencia y lecciones.

-¿Cómo vivió el día después del terremoto en su cargo?

– Fueron días intensos, y no del día después sino del momento mismo de ocurrido el terremoto. De hacho gran parte de los funcionarios estábamos en la Gobernación y de ese mismo minuto se inició nuestro trabajo enfocado en una primera instancia en coordinar y visitar el borde costero para verificar y apoyar evacuación por la alerta de tsunami.

-¿Cuáles fueron las acciones realizadas durante la emergencia?

– Lo primero convocar y trabajar permanentemente con el Comité Operativo de Emergencia provincial, junto a las policías, fiscalía, bomberos, los municipios y por la experiencia de las emergencia anteriores vividas en la provincia, habíamos integrado a este COE a las empresas de servicios Aguas del Valle y CGE ex Conafe. En esa instancia tras comprobar que se habían realizado las evacuaciones, teniendo una persona desaparecida en el borde costero, nos preocupamos de los dos fallecidos por derrumbe de la provincia apoyar en lo que estaba a nuestro alcance a las familias y de ahí verificar la situación específica de todos los territorios de la provincia en contacto permanente con los alcaldes.

-¿Qué fue lo que más le llamó la atención de la situación?

– Lo primero es que con el nivel del terremoto los daños pudieron ser mucho mayor. El trabajo posterior al terremoto de 1997, con una reconstrucción efectiva permitió que no tuviéramos que lamentar mayores desgracias personales y materiales. Lo segundo es que la comunidad a pesar de todos los efectos y demostrando que se aprende de las experiencias anteriores mantuvo la calma y solidarizó con los más afectados. Y en eso nosotros también aprendimos de nuestras experiencia, nos había tocado enfrentar la crisis del agua potable en Ovalle, los cortes de electricidad por temporal de viento, sequía, la pérdida de crianceros y otras, de las cuales sacamos conclusiones y de verdad que el COE provincial funcionó muy bien y una prueba de ello es que a menos de 24 horas de ocurrida la tragedia el 95% del territorio contaba con los servicios básicos repuestos, electricidad y agua potable, algo que es muy difícil que otro país que enfrente un 8,4 pueda lograr en tan corto tiempo.

-¿Cómo estuvo la coordinación con la empresa eléctrica CGE?

– Como lo había señalado anteriormente, de emergencias anteriores ellos estaban insertos en nuestro COE, por lo que participaron con la presencia de un funcionario desde el principio en todas nuestras reuniones con información y apoyándonos permanentemente en todas las acciones. Creo que las empresas de servicios básicos que si bien sabemos son empresas privadas por su impacto público deben estar en contacto permanente en todas las acciones gubernamentales para abordar emergencias y eso debiera quedar establecido.

-¿Qué lecciones se sacaron luego de este terremoto y tsunami?

– Todo deja enseñanzas y las catástrofes aún más. Siento que debiéramos establecer un manual regional de acción ante catástrofes, donde se establezca que la emergencia sea abordada por la región con recursos que lleguen a la región para ser distribuidos por la región. Estoy en contra de la excesiva centralización de las decisiones y eso debemos mejorarlo. A ello hay que agregar que tenemos que mejorar la ley de catástrofes pues no aclara facultades para actuar ante esa eventualidad. Y por último debemos seguir educando como enfrentar un terremoto, estamos en una zona sísmica y estadísticamente cada 15 años vamos a tener un nuevo terremoto y no sólo la comunidad sino que también las autoridades de turno deben estar preparadas para enfrentarlo.

-¿Qué mensaje entregaría a la comunidad o cuál sería su frase destacada al respecto?

-Los habitantes de la provincia de Limarí son a prueba de todo, hemos tenido varias catástrofes y de todas nos hemos parado por el empuje de la gente.

MONTE PATRIA TUVO MÁS DE MIL CASAS CON DAÑOS EL 2015

Las comunas de Monte Patria (provincia de Limarí ) y de Canela (Choapa), son las zonas que concentraron el mayor número de viviendas irreparables tras el terremoto. Así lo estableció un catastro levantado por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), que arrojó que un total de 1.038 inmuebles quedaron destruidos tras el terremoto del pasado 16 de septiembre de 2015.

En el caso de Monte Patria, 234 edificaciones, es decir un 22, 5%, son irreparables, mientras que en Canela las viviendas en esta  situación alcanzaron las 214, lo que se traduce en 20,6%. En el tercer lugar de la lista figura Ovalle, con 165 inmuebles no reparables.

El alcalde de Monte Patria, Juan Carlos Castillo señaló en aquella época que “la mayoría de las viviendas dañadas están en las zonas más aisladas. Son casas de distinto  tipo, pero la mayoría son de adobe, adobe con madera, etc.”.

 En el tema eléctrico se tuvo que trabajar en el corte de energía en las viviendas destruidas y luego el restablecimiento en las viviendas de emergencia que instalaron los efectivos del Ejército. También en los sectores alejados de la urbanidad, los postes y líneas de transmisión se vieron afectados con rodados y piedras de más de 5 metros.

Seguir leyendo
Comentarios

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Lo más leído