Connect with us

Agricultura

Intendente se reúne con consejeros para abordar crisis por escasez hídrica en la región

Publicado

el

Concretando un acuerdo adoptado por el Consejo Regional (CORE) en su última sesión ordinaria, miembros del organismo sostuvieron una reunión con el intendente Pablo Herman, en la cual se le hizo llegar una serie de propuestas para abordar la grave situación de sequía por la que atraviesa la región, con el fin de atenuar sus efectos tanto en el área productiva como para consumo humano.

La instancia es parte de una estrategia elaborada a través de la comisión de Fomento Productivo del CORE, la cual consta en elaborar un informe con propuestas concretas al Ejecutivo del Gobierno Regional, tras reunirse con representantes de diversas juntas de vigilancias, agricultores y directores de servicios.

En concreto, fueron presentadas al intendente medidas que van desde la creación de pozos de emergencia (3 en Limarí y 3 en Choapa), generar un nuevo convenio con la Comisión Nacional de Riego (CNR) por $4.000 millones, retomar la construcción del embalse Chalinga, gestionar ante el Ministerio de Obras Públicas la materialización de los embalses Murallas Viejas y La Tranca, retomar el proyecto de embalse de cabecera en Choapa, entre otros.

Al respecto, la presidenta del CORE, Adriana Peñafiel, explicó que “hemos entregado el consolidado de toda la información de las reuniones con representantes de regantes a través de distintas juntas de vigilancias y directores de distintos servicios, con la finalizad e generar un plan de trabajo, con recursos de nuestra parte, para obras e iniciativas que permitan atenuar la situación de escasez hídrica que estamos viviendo en nuestra región y que de acuerdo a los indicadores climáticos continuaría este año”.

La propuesta contiene también algunas propuestas complementarias, como la instalación de geomembranas en canales de hormigón, como el canal matriz Paloma que tenía 20% de perdida, además de aumentar la velocidad de conducción del agua; el entubamiento de pequeños canales a través de la ley de riego, encauzamiento de ríos, compatibilizando intereses medioambientales, sin destruir vegetación natural; construcción de barreras de nieves (se están construyendo pilotos por parte de CEAZA), entre otros.

Al respecto, el vicepresidente de la comisión de Fomento Productivo, Cristian Rondanelli, comentó que “a través de esta comisión estamos tratando de visualizar de mejor forma lo compromisos que pueda haber, hoy necesitamos acciones concretas. Tenemos el embalse de cabecera del rio Choapa, una necesidad de largos años, el cual fue tratado, así como planteamos la importancia que tiene para Combarbalá concretar los embalses Murallas Viejas y La Tranca”.

Además, sostuvo la importancia de considerar a los regantes en estas conversaciones, “lo cual es fundamental, además ellos están trabajando muy de la mano con los APR, lo que esperamos es que obras como los pozos  emergencia que le propusimos al intendente no solo estén destinados al tema productivo en agricultura, sino también en consumo de agua a través de los APR”.

Sobre la reunión, el intendente Pablo Herman, señaló que “la escasez hídrica es un tema en el que hemos trabajado hace años, pero que cada vez se vuelve más urgente. Por eso, junto al Consejo Regional nos reunimos con dirigentes de organizaciones del agua para ver las vías y posibles iniciativas para desarrollar con la mayor premura posible. La pandemia es un tema que nos afecta a todos y en que estamos poniendo todos nuestros esfuerzos, pero no dejamos de lado nuestros temas regionales y seguiremos apoyando a nuestras familias, pequeños productores y regantes de la Región de Coquimbo”.

En este sentido, la propuesta será revisada para entregar una respuesta formal que será incorporada en el contexto de la próxima sesión ordinaria de CORE, programada para la última semana de febrero.

Mirada a largo plazo

Por otro lado, el consejero Marcelo Castagneto apuntó a la necesidad de contar con un decreto de zona de catástrofe en la región producto de la sequía, lo cual, según él, facilitaría la llegada de nuevos recursos a la zona.

 “Todas estas buenas intenciones están bien encaminadas, porque están destinadas a resolver problemas puntuales de verdadera emergencia, pero yo creo que también debemos tener una mirada más de largo plazo, más allá de decretar una zona de escasez hídrica, que está en toma de razón en la Contraloría, deberíamos declarar como zona de catástrofe, como fue hace un tiempo atrás en la cual se destinaron recursos importantes no solo para la redistribución de recursos hídricos, también para obras civiles de mejoramiento de canales, canales de distribución de agua, APR, pozos profundos, un trabajo que costó en esa oportunidad más de $50 mil millones, hoy estamos con fondos FNDR y sectoriales, pero son insuficientes”, detalló Castagneto.

Seguir leyendo
Comentarios

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Lo más leído